Siempre asociado con la sofisticación, permite transformar y realzar un look en un instante. Para aprovechar sus virtudes, te damos en esta nota algunos tips.

El labial rojo acompañó, con sus variantes, distintos momentos de la historia. Impulsado por Nefertiti, la esposa del faraón Akenatón; popularizado por la reina Isabel II de Inglaterra; y elegido por las amas de casa después de la Primera Guerra Mundial para expresar los años difíciles; siempre está y se renueva. Y este año no es la excepción. En varias gamas y tonalidades y adaptado a distintos momentos del día, dice presente en los kit de maquillaje de mujeres de todas las edades.

Para sacarle el jugo y que juegue a nuestro favor, derribamos algunos mitos y preconceptos. Acá van algunos de ellos:

– Solo es para la noche. Los maquilladores aseguran que se adapta a cualquier momento del día. La clave es atraverse a usarlo. Se puede aplicar en un look casual como en una fiesta de gala.

– Es para mujeres con cierto estilo. Al contrario de lo que muchos piensan, se adapta a diferente estética. La elección del tono y del tipo del producto –mate, líquido o con brillo– tendrá que ver con la forma de la boca,.

– No queda bien para ir a trabajar. ¡También desacertado! Para las que lo prefieran pueden combinarlo con el resto del maquillaje en tonos neutros.

– Siempre pide una opción discreta para los ojos. Esta máxima quedó en el pasado. nos ojos poderosos sumados a un labial rojo forman una buena dupla para un look de fiesta.

Para que el color quede uniforme y que cubra toda la superficie, se pueden seguir algunas pautas.

1. Aplicar como base el delineador de labios. Esto hará que el color resalte, dure más, y, de ser necesario, ayudará a corregir asimetrías.

2. Luego, colocar el labial con un pincel finito. La idea es que la boca quede voluminosa. Para ello, utilizar un labial rojo oscuro en los bordes y en las comisuras y otro intermedio en el centro.

3. Aplicar un velo de corrector alrededor de los labios, para destacarlos aún más.

4. Finalizar con brillo color rojo.

¡Listo! Después de seguir estas secuencia, estarás preparada para salir y deslumbrar.