tirosNo habían pasado ni diez minutos de las 22, cuando dos delincuentes subieron a un colectivo de la Línea 266, en Lomas de Zamora, y aterrorizaron a los pasajeros entre los que viajaba un prefecto vestido de civil que frustró el robo: forcejeó con uno de los ladrones y lo redujo tras darle dos disparos. El cómplice, huyó. Todo quedó registrado en las cámaras de seguridad del vehículo.

El video, muestra la escena completa del robo que ocurrió en el interno 113 de la Línea 266 de la compañía Expreso Villa Galicia el 27 de julio pasado a la noche, cuando el colectivo se detuvo en una de las paradas que tiene sobre Cerrito, que divide a esa altura las localidades de Banfield y Temperley y los dos delincuentes subieron al colectivo.

Simularon ser pasajeros, hasta pagaron su pasaje. Todo duró 40 segundos: uno de ellos enseguida se fue hacia atrás y en cuanto el otro se acercó, ambos sacaron sus armas y amenazaron a los pasajeros, entre los que había una mujer embarazada y una chiquita.

“Eran dos pibes muy jóvenes y uno gritaba: ‘Bueno, están todos robados’… Uno se venía acercando por el pasillo a decirme, con la pistola en la mano; ‘Vos manejá, no digas nada’”, relató Roberto, el chofer del colectivo.

Fue entonces que, según las fuentes, el otro ladrón se trenzó con el prefecto que iba de civil, quien lo redujo tras dispararle, mientras que su cómplice huyó. El delincuente herido, de unos 25 años, quedó detenido e internado en el hospital Gandulfo.