ferrer-vazquez-moriaArrancó la segunda mitad del año, y al parecer a la vedette Moria Casan la justicia de dio un golpe muy duro: le decretó la inhibición general de sus bienes por un juicio que le inició el diciembre pasado su ex pareja Xavier Ferrer Vázquez.

La diva quedó al borde de perder su casa de Parque Leloir, dos departamentos con cochera que posee en Nuñez, otro en el centro de la ciudad y un Mercedes Benz 350 E coupé. Si los bienes no cubren los 2 millones de dólares que le reclaman, le embargarían sus cuentas bancarias y sueldos.

En declaraciones exclusivas a la revista Semanario, Xavier Ferrer Vázquez se mostró sorprendido por la falta de respuesta de su ex. “Ella está en silencio porque sabe que pierde. Habla cuando puede pulverizar a otra persona, pero conmigo no puede hacer nada”.

El falló lo dictaminó el juez de la Cámara Nacional de Apelaciones, Juzgado Civil 33-Secretaría N° 63, quien tomó esta medida hasta que se defina si la diva debe pagar los casi 30 millones de pesos que su ex le reclama por el 50% de lo que Moria facturó entre 2002 y 2006, ya que Xavier considera que fue su socio comercial por entonces, y no recibió ni un centavo por esa tarea, consignó ArdeTele.

“La Justicia no me va regalar nada. Sólo fui a buscar lo que me corresponde. No estoy contento con esta medida. Es traumática esta situación porque Moria es una persona que en su momento elegí. Hago esto porque ella empezó”, remató Ferrer Vázquez. Sufre Moria la peor noticia. ¿Qué hará?