Samer Khouzami busca a través de sus técnicas de makeup que cada mujer encuentre la mejor versión de si misma. Mirá la galería de fotos con el increíble efecto liftng de su técnica.

“Los egipcios comenzaron con el arte del maquillaje y crearon productos para embellecerse. Desde entonces hubo una inmensa evolución social. El nuevo desafío es que la cosmética ayude a sentirsea gusto con uno mismo”, dice categórico y con mucha Samer Khouzami, el maquillador libanés que es seguido desde las redes social por más de un millón de fans.

Es que él, creando estratégicamente luces y sombras en el rostro y con bases que resultan cubritivas y livianas, logra que sus clientas se vean distintas y mucho más a gusto.

Según él, cada persona tiene puntos a destacar y para lograr un buen resultado, analiza cada rostro y piensa qué técnica aplicar. ¿Algunos de sus trucos? Iluminar algunas zonas con productos un tono más claros que la piel y generar efecto de profundidad con otros dos puntos más oscuros; y luego, unificar el cutis con una base casi idéntica a la tez. A esto obviamente suma su mano artística y la habilidad para elegir el estilo para los labios y los ojos. Así pueden verse en sus looks terminados miradas que acentúan el rasgo felino o bocas que simulan ser más voluminosas.

Para desarrollar su técnica, Samer tuvo un largo recorrido. Descubrió de muy chico, aprendió de su mamá que el valor que tiene el maquillaje para una mujer. Junto a esto, mostró su inclinación artística y su don innato por la estética. Estudió diseño gráfico y decidió aplicar sus conocimientos en el maquillaje.

“Creo que la belleza es internacional; hay estándares globales. Yo vengo un pequeño país de Oriente Medio y el entendimiento de la belleza ahí es bastante avanzado. En el mundo todo está conectado”, señaló en la bio publicada en su sitio web. Cuenta con un millón de seguidores en Instagram, instaló su estudio en Estados Unidos y da cursos alrededor del mundo.

Su mayor satisfacción, agregó, “es ver que el rostro resplandeciente de una mujer después de ver su transformación por el maquillaje”. “Eso me da impulso para que seguir avanzando en mis técnicas y que cada mujer encuentre la mejor versión de ella misma”, finaliza.