justinFinalmente Justin Bieber le cantará a la Justicia. Será por una causa iniciada en la Argentina hace tres años, durante una gira que hizo en el país. La indagatoria será el 11 de agosto al mediodía, en Los Ángeles. Se le imputan cuatro delitos, entre ellos el de agresión a un fotógrafo a la salida de un boliche de Palermo, así como también el robo de teléfonos celulares, la privación ilegítima de la libertad y lesiones.

Todo ocurrió el 9 de noviembre de 2013, luego de que el popular ídolo canadiense asistiera al boliche INK, del barrio de Palermo. A la salida, las fanáticas se acercaron a tomarle imágenes y el músico le ordenó a su custodia que les quitara los teléfonos celulares con los que tomaron las fotografías. Luego, un fotógrafo del boliche que también le tomó fotos fue agredido y golpeado.

La indagatoria finalmente será el próximo 11 de agosto. Bieber estará en Los Ángeles junto a su abogado, y enfrentará a Matías Morla, el letrado del boliche INK y del fotógrafo agredido, Diego Pesoa. En la sala de conferencias de Comodoro Py estará el juez en lo criminal, Alberto Baños, quien dispuso la medida. El diálogo será vía Skype o por otro sistema de videoconferencias.

Morla detalló que “Él le pidió a los custodios que le quitaran los teléfonos a quienes sacaron las fotos. Cuando vio que además había un fotógrafo tomado imágenes, su custodia lo llevó a la esquina y le pegaron”, explicó. El abogado cuestionó la primera etapa de la investigación. “Se manejó muy mal desde el principio”, sostuvo, y aclaró: “El señor Bieber tomó una actitud reticente, se presentaron a identificarlo y él no bajó ni cuando fueron a buscarlo al hotel. El juez correccional hizo mal las cosas y le permitió el egreso del país”.

De todos modos, Bieber había solicitado postergar la declaración indagatoria porque se encuentra en una gira. Pero el juez no aceptó, con lo cual la estrella del pop estará presente cuando el magistrado lo notifique de los delitos que se le imputan y tendrá el derecho de declarar o negarse a hacerlo.